Ahorro en Reposición de Carros.

La elevada durabilidad de los Polycart redunda en un ahorro considerable en reposición de carros. Esta mayor durabilidad, más del triple en comparación con los carros metálicos y los carros híbridos, es debida principalmente a:


  • Menor índice de robos al carecer el Polycart de valor como chatarra metálica.
  • Resistencia a los agentes medioambientales. Nunca se oxidan.
  • Memoria del material. Nunca se deforman por golpes.


Ahorro en Mantenimiento.

La incorporación de los Polycart se ve reflejada rápidamente en una importante disminución de la partida destinada a mantenimiento, tanto de los propios carros, como del mobiliario de la tienda. Esto se consigue gracias a las siguientes propiedades de estos carros:


  • Menor peso del carro. Esto provoca un menor desgaste de las ruedas, ayudando también a que no dejen marcas en el suelo de la tienda.
  • Ausencia de oxidación. Ahorro total en procesos de recromado de los carros.
  • Memoria del material. La no deformación ni del chasis ni de la cesta permite que los Polycart siempre funcionen como el primer día, con las ruedas bien alineadas y manteniendo uniforme el encaje entre los carros. Esto implica que las ruedas siempre trabajen uniformemente por lo que también se reduce su desgaste y se evitan marcas en el suelo.
  • Material menos agresivo que el metal. Esto unido al menor peso y a la mejor maniobrabilidad y control del carro reduce considerablemente los daños por impacto en el mobiliario de la tienda. También ayuda a reducir la pérdida provocada por rotura de envases de vidrio al dejarlos caer o al transportarlos en el carro.


Ahorro en Pleitos.

Gracias a la ausencia de esquinas y aristas cortantes, al menor peso y a la amabilidad del material con el que están hechos los Polycart, se consigue minimizar los daños provocados por impacto en los clientes y en sus vehículos estacionados o circulando por el parking.

Los carros metálicos presentan el peligro de que se suelte la soldadura de una varilla, convirtiéndose en un elemento punzante que se desplaza con ruedas, con el problema añadido de la posible oxidación que infectaría con tétanos la herida provocada. Este peligro no existe con los Polycart.

El asiento para niño de los Polycart está conceptuado pensando en la seguridad, con un sistema doble de sujección del respaldo y con un diseño de la cesta que evita que el niño pueda sacar las manos a través de los agujeros de la misma.

La utilización del P100 Urban Shopper en lugar de las cestas con ruedas evita los tropiezos provocados por las cestas que van a ras de suelo y la falta de higiene de las mismas que recogen con las ruedas la suciedad del suelo para introducirla en la siguiente cesta al apilarlas.

El silencio de los Polycart evita también las demandas de los vecinos por el ruido provocado por los carros en tiendas situadas en bajos comerciales de bloques de viviendas.



Incremento de la Facturación.

La ligereza y comodidad de los Polycart favorece el que los clientes pasen más tiempo comprando, lo que redunda en un incremento de la cesta media y de la facturación.

El hastío que provoca en los clientes el empujar un carro pesado y que no avanza recto hace que quieran abandonar antes la tienda y no dediquen tiempo a observar otros productos salvo los que ya estaban predispuestos a comprar al entrar.



Protección de la inversión.

Un carro con una durabilidad tan elevada tiene que estar preparado para los cambios que se avecinan en los próximos años en el mundo de la distribución comercial. Los Polycart son 100% compatibles con la facturación automática por identificación de los productos mediante lectura a distancia de etiquetas de radiofrecuencia.



Polycart. El Carrito de la compra más Comunicativo del Mercado. Nueva Fuente de Ingresos.

El carrito de compras más comunicativo del mercado

El Polycart ha sido diseñado para poder alojar hasta 4 paneles de comunicación alrededor de su cesta. Debido a la forma de sus paredes exteriores, estos paneles quedan completamente resguardados del roce que se produce al encajar unos carritos con otros. Así, el Polycart permite incorporar paneles laterales además del frontal exterior e interior, duplicando así la capacidad comunicativa de otros carritos.

Paneles de publicidad en los carritos de la compra

Estos paneles pueden utilizarse para gestionar los siguientes tipos de campaña:

  • Comunicación interna: Felicitaciones a los clientes en determinadas épocas del año, fechas y horarios de apertura, condiciones de aceptación de tarjetas de crédito, condiciones de uso del parking, fechas de publicación de circulares de oferta, etc...
  • Publicidad propia: Branding corporativo, marcas blancas, tarjeta de fidelización, telefonía, viajes, seguros, financiación, gasolina, ofertas, etc...
  • Publicidad de terceros: Ya sea gestionado por el propio supermercado o comercializando los espacios publicitarios a través de agencias especializadas.

Publicidad en el interior del carrito de la compra de plastico

La publicidad en los carros de supermercado transmite el mensaje al cliente acompañándole durante toda la experiencia de compra a la vez que proporciona impactos visuales móviles por toda la tienda a medida que los carros se desplazan. Los resultados de este tipo de publicidad son muy elevados.