Polycart. 100% Compatible con la Facturación Automática mediante Etiquetado RFID

Carritos de autoservicio para RFID  Carrito de autoservicio para RFID

Las etiquetas de Identificación por Radiofrecuencia (RFID) están llamadas a sustituir en el futuro inmediato a los códigos de barras. A partir de ese momento las cintas de las cajas de cobro, al igual que los carritos metálicos de los supermercados están llamados a desaparecer, siendo sustituidos por carritos de autoservicio de plástico y arcos de lectura por radiofrecuencia. De esta forma, con sólo atravesar un arco lector podremos tener nuestro ticket del supermercado listo sin depositar uno a uno los productos sobre la cinta de caja, con el consiguiente ahorro, aumento de la eficiencia y mejora de la experiencia de compra al eliminar virtualmente las colas de salida.

El carrito de autoservicio metálico produce interferencias cuando es leído por un arco-scanner reduciendo la fiabilidad.

El Polycart es 100% compatible con la etiqueta electrónica RFID y los arcos-scanners lectores para facturación automática. Es totalmente transparente para estos dispositivos lectores.

AECOC dispone de una sala EPC para la implantación del etiquetaje RFID. En la misma hay un Polycart como el primer carrito de autoservicio ya adaptado a este sistema.

IBM está utilizando el Polycart en Estados Unidos en sus demostraciones de su etiquetaje electrónico.



Cómo funciona el carrito de autoservicio de plastico con las etiquetas de radiofrecuencia


Actualmente las etiquetas RFID se utilizan para proteger frente a robos aquellos artículos de mayor valor, tales como prendas de ropa, bebidas alcohólicas de alta graduación o artículos de electrónica. La ausencia de interferencias de los Polycart con las ondas de radio facilita la precisión de la detección de estos artículos provistos de etiquetas RFID por parte de los arcos de seguridad de las cajas.

Las etiquetas de radiofrecuencia también son utilizadas para evitar la salida no autorizada de los propios carros de la tienda, especialmente en tiendas sin parking, en aquellas tiendas donde el P100 Urban Shopper se utiliza como carro auxiliar o en tiendas que disponen de carros con cuna para bebé. La etiqueta se oculta en el interior de alguna de las piezas del Polycart de manera que al pasar por los arcos de seguridad de la puerta éstos alertan automáticamente sobre la intención de sacar el carro a la calle.